DESTACADOMUNDO

#UnDiaComoHoy | Muere Copito, el único gorila blanco en el mundo

Un dia como hoy en el 2003, murió Copito, el único gorila blanco en el mundo, a causa de un cáncer de piel.

Su primer nombre fue ‘Nfumu Ngi’, pero era mundialmente conocido como ‘Copito de Nieve’, El gorila albino fue capturado por el cazador Benito Manié, un cazador de la tribu essamangon, de la etnia fang, tras abatir a toda su familia por considerar que los gorilas de costa destrozaban sus cosechas. Manié se percató entonces de que, agarrada a la espalda de la madre, había sobrevivido una cría albina.

La captura se produjo el 1 de octubre de 1966 cerca del poblado de Nko, en la selva de Ekonoguong y Niabesán, en la provincia del Río Muni de la antigua Guinea española, actual Guinea Ecuatorial. En el momento de su hallazgo, el gorila tenía entre dos y tres años de edad, medía 54 centímetros y pesaba 8,75 kilos.

El gorila llegó a Barcelona el 1 de noviembre de 1966, donde fue recibido por el entonces alcalde José María de Porcioles.

Los responsables del zoo le han procurado tres parejas a lo largo de su vida, con las que ha tenido 21 crías, de los cuales ninguno de sus hijos ni de sus nietos ha heredado su albinismo.

La peculiaridad de su albinismo le hizo siempre vulnerable a los rayos ultravioletas y, a pesar del esmero de sus cuidadores en procurarle zonas de sombra, el animal comenzó a mostrar problemas de piel en 1996.

Copito tomaba antes de su muerte un cóctel de antibióticos para evitar infecciones, antiinflamatorios para tratar el contorno de la llaga, antitumorales y antidepresivos.

En septiembre de 2003 el presidente del Zoo, Jordi Portabella, anunció la intención de no prolongar innecesariamente la vida del animal y no someterlo a una nueva operación para tratar la llaga, debido al dolor que supondría y que no ofrecía ninguna garantía de curación.

La dirección del recinto anunció que Copito se mantendría en las instalaciones a la vista del público hasta que sus condiciones lo permitieran y que sería incinerado tras su muerte, como todos los animales del zoo. Sin embargo, dada la excepcionalidad del gorila, Portabella avanzó que se le practicaría una necropsia para determinar la causa exacta de su muerte, al tiempo que se recogería material genético, tejido y material óseo para poder ser investigado en el banco de datos de ADN.

Fuente: elmundo.es

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba