NARIÑO

Tumaco/Barbacoas | Gobernador de Nariño debería encabezar la defensa de comunidades indígenas Awá

El conflicto armado sigue con toda su macabra intensidad en algunas regiones de Nariño donde se asientan pueblos originarios sin que haya la perspectiva que eso vaya a cambiar. Urge la debida atención de las autoridades del Estado, dice el llamado de las organizaciones indígenas Awá, ubicadas en Tumaco y Barbacoas, que denuncian el sistemático exterminio físico y cultural al que vienen sometidas.

Esta tragedia obliga al gobernador a encabezar una acción concertada con todas las fuerzas del Estado, para encontrar soluciones de convivencia que permitan construir paz en la región.

En el comunicado a la comunidad nacional e internacional fechado el 25 de noviembre de 2022, la Unidad Indígena del Pueblo Awá UNIPA denuncia “nuevos hechos de violencia que se presentan en nuestras comunidades indígenas Awá y agudizan el riesgo de exterminio físico y cultural que durante décadas hemos tenido. En las comunidades de nuestro Pueblo Indígena Awá se siguen presentando dinámicas del conflicto que afectan la armonía del territorio, rompen el tejido comunitario y debilitan nuestra cultura propia basada en la cosmovisión inkal Awá.

Los siguientes resguardos evidencian graves afectaciones de violaciones a derechos humanos:

  • En el Resguardo Indígena Awá El Gran Sábalo, ubicado en la jurisdicción de los municipios de Tumaco y Barbacoas, hay una fuerte presencia de actores armados que realizan acciones de intimidación hacia las familias Awá e instalan minas antipersonal (MAP) en los caminos que conectan las comunidades de Panelero, Albicito, Guisa Sábalo, El Verde, Mero, Matarroso, Cuchilla Albí, Aguaclara y Sabaleta Sábalo, restringiendo la movilidad en los caminos ancestrales por los cuales las familias se desplazan cotidianamente. De las comunidades mencionadas, ya se registra un alto número de personas desplazadas.
  • En el Resguardo Indígena Awá Hojal La Turbia, perteneciente a la jurisdicción de los municipios de Tumaco y Barbacoas, desde el día miércoles 23 de noviembre, aproximadamente a las dos de la tarde, se vienen presentando hostigamientos en las comunidades Cabecera Sonadora y Salví, a cinco minutos del Centro Educativo Hojal La Turbia.

El 24 de noviembre, aproximadamente a las 9 AM se escucharon las primeras ráfagas del enfrentamiento armado que azotaría este resguardo durante todo el día, dejando un saldo de 130 familias confinadas de las comunidades Salví, Cabecera Sonadora y El Hojal, dentro de estas se encuentran 150 niños afectados.

Se han presentado varias vulneraciones en medio de estos hechos tales como: desplazamientos gota a gota, instalación de minas antipersonal y puntos de control terrestres y fluviales en las principales vías de acceso al resguardo, restricción  de  la  movilidad  de  las  familias,  lo  cual  ha  provocado  un confinamiento total. Así mismo la zona afectada, por su cercanía al Centro Educativo Hojal La Turbia, es un espacio de presencia primordial de niños y jóvenes.

Igualmente, expresamos nuestra gran preocupación por la magnitud de la guerra que se desarrolla en el territorio Awá, en los Resguardos: Alto Albí, Santa Rosita, Quejuambí Feliciana y Piguambí Palangala. En este último resguardo la situación es crítica por los combates que dejan a la población en medio de la confrontación; hay menores de edad que se encuentran en una condición de alto riesgo.

Históricamente, en nuestro territorio ancestral hemos habitado los indígenas inkal Awá en total armonía. Sin embargo, desde hace casi treinta años, nos hemos visto afectados por la presencia de actores armados que han atentado contra nuestra forma de vida inkal Awá, en la que cotidianamente llevamos a cabo actividades vitales como la recolección de: alimentos, agua, plantas para los rituales de medicina tradicional y elementos para construcción de viviendas propias; así mismo, actividades como la cacería y la pesca. Reiteramos la exigencia del derecho a la vida, a l territorio y a la protección de nuestra riqueza cultural.

Reiteramos el llamado al Gobierno Nacional para que atienda de forma urgente e integral la situación de crisis humanitaria por la que atraviesa nuestro pueblo Awá. Alertamos sobre desplazamientos masivos en los resguardos mencionados, ante lo cual hacemos un llamado a las entidades encargadas de la prevención del riesgo y de la misma manera a los responsables de la atención humanitaria.

Igualmente, hacemos un llamado a la sociedad civil para que se solidarice frente a la compleja situación de vulneración de derechos humanos que se vive en todo el Pacífico nariñense y, especial mente, que ha afectado a nuestro pueblo ancestral. También a la comunidad internacional para que nos brinde su apoyo humanitario y visibilice esta grave situación.

Exigimos a todos los actores implicados el respeto a la vida de las familias de nuestro Pueblo Indígena Awá, teniendo en cuenta el marco jurídico de protección, emitido por la Honorable Corte Constitucional a través de los Autos 004/2009, 174/2011 y 620/2017, medidas cautelares de la CIDH MC611, así como las disposiciones en el marco del DIH según el cual no se debe involucrar a la sociedad civil en las confrontaciones armadas y acciones bélicas. Insistimos: «Cuenten con nosotros para la paz, jamás para la guerra».

ASOCIACIÓN DE AUTORIDADES TRADICIONALES INDÍGENAS AWÁ ORGANIZACIÓN UNIDAD INDÍGENA DEL PUEBLO AWÁ · UNIPA

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba