OPINIÓN

¿Tiempos venideros?

-Algunas de las grandes novelas de este autor son: "La máquina del tiempo", "El hombre invisible", "La guerra de los mundos", "La isla del Dr. Moreau", "Cuando el durmiente despierta", etc. las cuales fueron exitosamente llevadas al cine-.

El genial escritor británico Herbert George Wells -1866-1946-, autor de muchas obras de carácter predictivo, que alcanzaron gran reconocimiento público, habiendo sido llévadas al teatro, a la radio y al cine, desde la primera mitad del pasado siglo, abriendo las perspectivas literarias y cinematográficas de lo que dió en llamarse, desde entonces, como el genero de «la ciencia ficción».

Pues bien, Wells publicó, poco antes de iniciarse el siglo XX, concretamente en el año 1899, una novelita que tituló, «Una historia de los tiempos venideros», en ella cuenta cómo bajo las relaciones sociales de producción capitalistas, llevadas hasta sus más extremas condiciones de explotación y subalternidad, se logra reducir la existencia de muchos seres humanos -los trabajadores- no sólo a la condición de infraclase, sino incluso a una total infrahumanidad.

Wells pronostica un tenebroso futuro en el que poco más o menos, la sociedad estará dividida en tres clases: los poderosos grandes ricos que tendrán en sus manos el monopolio de todas las industrias y los sectores financieros, que habitarán los lugares superiores de los altos edificios, para estar más cerca de sus vehículos volantes y del aire puro; los empleados, mandos medios, funcionarios, médicos, hombres de leyes, clase intermedia que ocupará la parte central de esos edificios; y en el piso bajo -en una especie de submundo- los obreros -y demás excluidos sociales-, miserable población de siervos robotizados, de fábricas y de canteras, alimentados y vestidos administrativamente y convertidos en algo así como toscos seres de otra especie, biológicamente diferentes ya a los habitantes de los niveles superiores, bellos y delicados…

¿Predicción, augurio, vaticinio? ¿Se trata de una profecía plenamente cumplida ya en estos catastróficos comienzos del pandémico siglo XXI, tan cargado de tan enormes diferencias sociales, culturales y hasta biológicas? Julio César Carrión Castro

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba