COLOMBIAEDITORIALOPINIÓN

Si no se quiere alianza en la primera, debe obligarse respaldo en la segunda

Mientras el uribismo busca candidatos y mecanismos para juntar las fuerzas de derecha y presentar una fórmula en el 2022 que les permita continuar con la dirección del Estado, conservando el gobierno; las fuerzas de la ahora oposición se alistan principalmente en dos coaliciones.

Por las posiciones de quienes las integran, por su trayectoria política y las aspiraciones de sus protagonistas, no se vislumbre una alianza en primera vuelta. Esto sería lo mejor, pero de no darse se puede ganar fuerza creciendo por separado, siempre y cuando las bases de esas fuerzas obliguen a un acuerdo que pase por el respeto a las diferencias, la defensa apasionada de los puntos de vista sin agresiones que descalifiquen las opiniones de los otros, y concluya que quien obtenga mayor votación tendrá el apoyo de la otra coalición.

Sería muy grave que no se acuerde encontrarse en segunda vuelta. Si se coincide en temas sustanciales como el Acuerdo de Paz y las reivindicaciones sociales aplazadas por décadas, no deben los condicionamientos y descalificaciones de las partes poner en riesgo la alianza que se necesita para ser exitosos en las elecciones de 2022 e impedir que un proyecto de control y copamiento como el uribismo se perpetúe.

Por un lado la Colombia Humana de Petro, el Polo Democrático sin Robledo, el Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS), la Unión Patriótica (UP), la Alianza Social Indígena ASI, independientes como Clara López, la líder Francia Márquez, Margarita Rosa de Francisco, Roy Barreras y Armando Benedetti, y posiblemente Velasco del Partido Liberal, plantean la conformación de listas conjuntas al Congreso en un Pacto Histórico que busque 55 senadores y 86 representantes, para tener mayoría legislativa. Ese intento está bien, pero deberían presentarlo sin que suene a fracaso un resultado distinto en las elecciones de congreso, dos meses antes de las presidenciales. Además deben aceptar que no es momento de colocar tantos condicionamientos programáticos, porque pueden volver imposible un acuerdo tan amplio como se requiere.

Por otro lado el sector conformada por Sergio Fajardo, Humberto de la Calle, Jorge Robledo, Juan Fernando Cristo, Juan Manuel Galán, una parte de la Alianza Verde y Ángela María Robledo, que se denominan la Coalición de la Esperanza, coinciden en hacer consulta para llegar a la primera vuelta con candidato que los unifique, y competirán con las fuerzas uribistas y petristas en la primera vuelta. Lo decisivo es que para la segunda estén dispuestos a votar por el otro sector alternativo si les gana o hacer un trabajo conjunto si son ellos quienes obtienen más respaldo.

Se espera que el Partido Verde opte el mecanismos que defina con quién participa en la contienda, si con el exgobernador Camilo Romero o Carlos Amaya, o los senadores Sandra Liliana Ortiz, Jorge Londoño, Antonio Sanguino e Iván Marulanda que se disputan la precandidatura verde. También podrían optar por dejar en libertad a sus militantes. Luego tendrán que decidir entre ir a primera vuelta solos o hacer parte de la coalición de la Esperanza o el Pacto Histórico. Han divagado tanto en el camino a seguir, que prácticamente no tienen nada decidido.

Lo mejor sería una sola coalición alternativa que enfrente al establecimiento desde la primera vuelta, una gran alianza de quienes no comparten que continúe el uribismo en el poder, pero no se ve posible, por tanto se debería condicionar el respaldo a cualquier precandidato, a que se comprometa públicamente a apoyar a quien logre del sector alternativo la mayor votación en la primera vuelta.

Si llegan a primera vuelta varios candidatos alternativos, como todo indica, quienes los respalden deberían comprometerlos a apoyar al que pase a la segunda. Carece de sentido común apoyar a alguien que no garantice respaldar al candidato distinto al uribismo que pase a segunda vuelta.

El camino del cambio en Colombia pasa por ese acuerdo mínimo, esperemos que hay capacidad para eso.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba