OPINIÓN

Señor Agente…

JUZGADO SEGUNDO ADMINISTRATIVO DE PASTO…

Quinceavo. – ORDÉNASE a la Policía Metropolitana de Pasto, a que directamente y través de su representante legal presente excusas públicas utilizando un medio de comunicación masivo, ante los manifestantes pacíficos por la extralimitación u omisión en el ejercicio de sus funciones frente a la manifestación o protesta social pacífica.

Dieciseisavo. – EXHÓRTASE a la Policía Metropolitana de la ciudad de Pasto para que, en lo sucesivo dentro del marco de la protesta social, identifique, focalice y diferencie en uso de la fuerza legítima del Estado, dirigiendo está a los actores que desdibujan la protesta y por el contrario preserve ese derecho a los manifestantes pacíficos.

NOTIFIQUESE Y CUMPLASE

CARLOS ARTURO CUÉLLAR DE LOS RÍOS. JUEZ…

(Apartes de acción de Tutela del 3 de Junio del 2021).

 

El Gobierno Nacional dicta el decreto 1000 del 5 de noviembre de 1891 mediante el cual se organiza un cuerpo de Policía Nacional, y mediante el DECRETO 2203 DE 1993 desarrollan la estructura orgánica y las funciones de la policía nacional, y el mismo establece 12 funciones, destacándose la primera: la policía nacional tendrá como principal misión la deProteger a todas las personas residentes en Colombia, garantizando el ejercicio de los derechos y libertades públicas”.

El país agradece la entrega de hombres y mujeres que han ofrendado su vida tratando de proteger a los ciudadanos víctimas de la delincuencia en sus diferentes manifestaciones; con afecto se extraña al policía amigo, al que se dedicaba apoyar el trabajo comunitario, las campañas de educación y cultura ciudadana;  millares de policías se han enfrentado a la corrupción que ha afectado a la institución. En el pasado, el sueño de cualquier joven era ser policía, porque se constituía en un referente de defensa de la democracia y las instituciones del estado social de derecho del país.

Pero en la confrontación que vivimos como fruto del conflicto y la violencia en los últimos años, la policía nacional, como parte del ministerio de defensa, se ha involucrado en este conflicto, saliendo en apoyo de uno de los sectores que metió a la policía en el combate contra el narcotráfico, la guerrilla, la corrupción y el paramilitarismo, que terminó permeado a gran parte de la policía, al verse  involucrada con estos sectores delincuenciales, con hechos demostrados de corrupción en diferentes niveles; esto se agrava con la influencia de ideología de la extrema derecha que ha llevado a la policía a considerar a los ciudadanos como el enemigo interno, llevando a la policía nacional como cuerpo civil,  a ser más un cuerpo armado que sistemáticamente viola de manera constante las libertades ciudadanas que son el pilar de cualquier democracia.

La policía nacional en la lógica del enemigo interno viola los derechos humanos de los ciudadanos, ejemplo de esto ha sido la conformación del ESMAD que ha provocado la muerte en los últimos años de 43 personas que perdieron la vida antes del paro del 21N, la muerte de Javier Ordóñez en septiembre del 2020 que provocó más de 15 personas muertas, donde está involucrada la policía nacional o la violencia provocada en él paro nacional actual que, según la fundación Temblores, hasta la fecha están evidenciados más de 48 hechos donde ha perdido la vida ciudadanos por la acción directa del ESMAD o de otros integrantes de  policía, que han utilizado sus armas de fuego oficiales o de armamento proveniente del mercado negro.

La pérdida de los ojos provocadas a 65 personas; o las 25 víctimas de violencia sexual, y las más de 4.000 agresiones violentas, o la complicidad de las acciones con armas de fuego de los llamados “Gentes de Bien”, quienes en medio de la protección de agentes de la policía disparan indiscriminadamente contra los manifestantes del paro nacional en diferentes ciudades, siendo preponderantes lo ocurrido en Cali, Pereira, Bogotá y otras ciudades del país.

La brutalidad policial cuenta con un manto de duda en la medida de que los casos más emblemáticos de pérdida de vidas humanas donde están invocados integrantes de la policía nacional y en especial del Esmad, cuenta con la impunidad rampante por la llamada actuación de la “Justicia Penal Militar”, quien en la inmensa mayoría absuelve a los policiales involucrados.

La matriz que los ciudadanos que hace uso de sus derechos constitucionales son catalogados por la policía nacional de “terroristas”, “vándalos”, “agentes de la desestabilización internacional”, “Castro chavistas” o promotores de la “revolución molecular expansiva”, son el libreto del binomio Uribe-Duque que han pretendido generar miedo y terror a los ciudadanos que hoy ya no ven al policía como el amigo de siempre, sino por el contrario mira al policía como el violador de la constitución, como el enemigo que defiende los intereses de los poderosos.

Harold Ruiz Moreno

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba