COLOMBIAOPINIÓN

OPINIÓN | La inflación sigue al alza

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) es el indicador que engloba la variación de los precios de los productos y servicios que componen la canasta básica familiar.

Que el IPC crezca de la forma que lo está haciendo significa que, en general, el dinero de los consumidores alcanza para comprar menos cosas. Este fenómeno afecta más a los hogares vulnerables, especialmente cuando el motor principal del aumento en los precios son los alimentos.

La inflación no da tregua en Colombia. De acuerdo con los datos más recientes, revelados por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), los precios al consumidor subieron 11,44 % en su variación anual para septiembre (esto es comparando con el mismo mes del año pasado). En su medición mensual (o sea, entre agosto y septiembre), el IPC creció 0,93 %.

Los alimentos siguen siendo la categoría que más impulsa el crecimiento de los precios para los consumidores colombianos en su variación anual, con un crecimiento de 26,62 % para septiembre de este año, según informó el DANE en una rueda de prensa este miércoles. Esta categoría está contribuyendo con 4,53 puntos porcentuales de la variación anual total de la inflación.

El peso de los alimentos en la inflación es tal que, si no se computara este renglón en el resultado total, el IPC en su variación anual sería de 8,32 % y su medición mensual habría llegado a 0,77 %.

Las mayores variaciones mensuales para septiembre se presentaron en muebles, artículos para el hogar y para la conservación ordinaria del hogar (1,65%) y alimentos y bebidas no alcohólicas (1,61%).

Para septiembre, en su variación anual, la inflación de los hogares más pobres y vulnerables fue de 13,16 %, mientras que para los de clase media e ingresos altos fue de 11,60 % y 9,8 %, respectivamente.

De acuerdo con Beatriz Urdinola, directora del DANE, desde 1999 no se registraba una variación anual de este calibre en la inflación. Para septiembre de años recientes, el valor más alto anteriormente registrado fue de 8,97 %, en 2016.

¿Hasta cuándo irá la presión inflacionaria?

El principal mecanismo del Estado para enfrentar el costo de vida ha sido por medio del alza de tasas de interés y así desincentivar el consumo. De hecho, según el monitoreo de Trading Economics, en casi 85% de los bancos centrales del mundo la subida de tipos ha usado este movimiento para enfrentar la presión inflacionaria.

En Colombia, la subida de tasas empezó en octubre del año pasado, en ese momento la inflación que estaba en 4,5% empezó su escalada hasta el nivel de 10,8% de hoy. Mientras el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo ve que es “frustrante” que el IPC no ceda, el gerente del Banco de la República, Leonardo Villar reconoce que hoy aún no se ve el impacto de las tasas “pero estamos a la expectativa de que los próximos meses sí ceda y en enero notaríamos esa reducción”.

Las tasas de interés del Banco de la República llegaron al nivel más alto en 14 años

Fue por el costo de vida que el Emisor, la semana pasada, elevó nuevamente los tipos en 100 puntos básicos, llevando las tasas a 10%. El viernes pasado se conoció que seis directores votaron a favor de esta decisión y un miembro de la Junta se inclinó por un incremento de 50 pb.

En un hilo que hizo en su cuenta de Twitter, el presidente Gustavo Petro criticó que el pasado 29 de septiembre la junta directiva del Banco de la República subiera las tasas de interés 100 puntos básicos. Petro aseguró que esa medida no sirve para contener la inflación.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba