Uncategorized

Ola de protestas contra la policía

#ColombianLivesMatter Las protestas fueron protagonizadas por ciudadanos cansados del abuso de fuerza policial en Bogotá.

Al menos siete personas civiles murieron en la violenta jornada de protestas del día de ayer, las cuales fueron desencadenadas por la brutalidad policial que ocasionó la muerte al ciudadano Javier Ordóñez. Mientras lo arrestaban recibió múltiples descargas con un arma eléctrica y no se conoce aún con certeza qué pasó en el CAI hasta donde fue conducido, para luego llevarlo prácticamente sin vida a un centro de salud.

En rueda de prensa el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, hizo el balance de la noche violenta en la capital colombiana, y el subdirector de la policía Gustavo Moreno aseguró que “siete particulares resultaron muertos: cinco en Bogotá y dos en Soacha”.

El general Moreno, también admitió que en los disturbios, 55 personas quedaron lesionadas y fueron ingresadas en los hospitales afectados con objetos contundentes y 93 policías, 87 en Bogotá, sufrieron lesiones. Fueron destruidos 46 puestos de policía, conocidos como CAI, Centros de Atención Inmediata y decenas de buses públicos destruidos.

El funcionario anunció igualmente, en un mensaje en los medios, que reforzará el pie de fuerza en Bogotá con 1600 policías y 300 militares.

¿Qué ocasionó la ira de los ciudadanos?

Un brutal vídeo en el cual se evidenciaba la brutal detención a un hombre de 46 años, padre de dos hijos, quien suplicaba “ya, por favor, no más”, mientras le fueron propinadas varias descargas con un arma eléctrica.

El vídeo se hizo viral en las redes sociales y ocasionó la ira de los ciudadanos, quienes hicieron ver su descontento uniéndose a la protestar contra el abuso del poder policial, luego de que se conociera que los agentes de policía sólo serían suspendidos del trabajo de calle y dedicados a tareas de oficina.

Este caso recordó al del afroestadounidense George Floyd, quien en mayo murió asfixiado en Minneapolis, inmovilizado por un policía blanco que desoyó sus súplicas.

Por otra parte, la alcaldesa de Bogotá se pronunció posteando un vídeo en las redes sociales, donde casi entre lágrimas, mostró su dolor por la muerte del abogado y reiteró que el vandalismo y la violencia no son la solución. “Así como condenamos el abuso policial también condenamos la violencia y vandalismo por parte de algunos manifestantes. El abuso y la violencia no se solucionan con más violencia. Es en estos momentos donde debemos aferrarnos a la Constitución y movilización ciudadana pacífica”, dijo y reiteró las condolencias para los familiares y amigos de quienes murieron o están heridos.

“Quiero insistir en que destruir a Bogotá no va a arreglar la policía. No va a acabar el abuso policial. Ahora tenemos que arreglar el abuso policial, el abuso de autoridad y la ciudad, en un momento en que tenemos muchas más dificultades. Los invito a que nos movilicemos con dolor, con indignación, pero no a la destrucción. Caldear los ánimos, destruir a Bogotá, esa no es la solución”, insistió la alcaldesa. Paula

Foto/https://n9.cl/fqt3j

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba