HOY

#MiercolesDeAmbiente · El agua que usamos se está perdiendo

El patrimonio hídrico es vital para la supervivencia de los diferentes tipos de especies existente en los ecosistemas y sobretodo tiene una importancia única en los procesos biológicos, fisiológicos del ser humano.

El ser humano es un individuo dependiente de este líquido, lo necesita a diario para satisfacer sus necesidades, sin embargo a pesar de saber cuán importante es para los seres humanos no somos conscientes del uso que se le da.

Uno de los problemas principales encontrados en distintos sectores de nuestra región es que las personas desconocen de dónde viene el agua que consumen o que utilizan en las actividades diarias, desconocen el contexto ambiental donde se genera este recurso y es desde ahí el problema, puesto que si el ser humano desconoce la importancia de este líquido y desconoce además de que lugar viene o cual es el proceso que recibe el agua para ser apta para su uso, no se  valora el recurso hídrico y además se hace un uso indiscriminado.

Es por esto que hoy en día surge la necesidad de estudiar y analizar los aspectos ambientales que condicionan las relaciones de los recursos, con el fin de evaluar el impacto que le causa al ambiente, el uso que hagamos de ellos. Hay que revisar la intervención del ser humano en la naturaleza del recurso hídrico que se encuentra en los diferentes  puntos de la región con el fin de  analizar las interacciones que tiene el recurso hídrico con los habitantes de la zona, cuál es la interacción de fauna y flora, y lo más importante cuál es el estado en que se encuentra dicha fuente hídrica y qué importancia le da la comunidad en su preservación y cuidado.

Actualmente el deterioro de la calidad del agua en las fuentes hídricas, generado por agentes contaminantes y la aparición de graves problemas erosivos, provocan la pérdida de cobertura vegetal y por consiguiente la fertilidad del suelo, acelera los procesos de sedimentación y contaminación de los cuerpos de agua. El cambio climático que está sucediendo a nivel mundial producto del efecto invernadero unido a otros factores como el aumento de la población y la realización de diferentes actividades socioeconómicas ligadas a la agricultura, consumo humano, industria y minería, han ejercido presión sobre los recursos hídricos, lo cual ha incidido en la cantidad y calidad del agua, provocando una crisis que reduce los volúmenes utilizables de agua.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba