Uncategorized

PERSONAJE · Mario Benedetti

Un poeta militante que vivió como pensaba y enamoró escribiendo y luchando por la vida.

Nació en Paso de los Toros un 14 de septiembre de 1921 y murió en Montevideo el 17 de mayo de 2009, fue escritor, poeta, dramaturgo y periodista uruguayo, integrante de la generación del 55, a la que pertenecieron, entre otros, Idea Vilariño y Juan Carlos Onetti. Escribió más de ochenta libros, algunos traducidos a más de veinte idiomas. Dejó creada la Fundación Mario Benedetti para preservar su obra, apoyar la literatura y la lucha por los derechos humanos.

Hijo de los paraguayos Brenno Benedetti y Matilde Farrugia. Estudió primaria en el Colegio Alemán de Montevideo. Sus estudios secundarios los realizó de manera incompleta en el Liceo Miranda. Desde los catorce años trabajó en una empresa de repuestos para automóviles, fue recadero, empleado en una inmobiliaria, taquígrafo, funcionario público. El 23 de marzo de 1946 contrae matrimonio con Luz López Alegre, su gran amor y compañera de vida.

Comienzos literarios

En 1944 dirigió la revista literaria Marginalia. Publicó el volumen de ensayos Peripecia y novelas.

En 1945 se integró al equipo de redacción del semanario Marcha, donde permaneció hasta 1974 que fue clausurado por el gobierno de Juan María Bordaberry.

A partir del año 1950 se volvió miembro del consejo de redacción de Número, una de las revistas literarias más destacadas de la época. Participó activamente en el movimiento contra el Tratado Militar con los Estados Unidos. Es su primera acción como militante. Ese mismo año obtuvo el Premio del Ministerio de Instrucción Pública por su primera compilación de cuentos, Esta mañana.

En 1964 trabaja como crítico de teatro y codirector la página literaria del diario La Mañana. Colabora como humorista en la revista Peloduro, con el seudónimo de Damocles. Escribe crítica de cine en La Tribuna Popular. Viaja a Cuba para participar en el jurado del concurso Casa de las Américas. Participa en el encuentro sobre Rubén Darío. Viaja a México para participar en el II Congreso Latinoamericano de Escritores. Se vuelve miembro del Consejo de Dirección de Casa de las Américas. En 1968 funda y dirige el Centro de Investigaciones literarias de Casa de las Américas, cargo en el cual se mantendría hasta 1971.

Junto a un grupo de ciudadanos cercanos al Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros, participó en 1971 en la fundación del Movimiento de Independientes 26 de Marzo, agrupación que pasó a formar parte de la coalición de izquierdas Frente Amplio desde sus orígenes.

Exilio

Tras el Golpe de Estado en Uruguay de 1973 renuncia a su cargo en la universidad, pese a ser elegido para integrar el claustro. Por sus posiciones políticas debe abandonar Uruguay, partiendo al exilio en Buenos Aires, Argentina. Posteriormente se exiliaría en Perú, donde fue detenido, deportado y amnistiado, para luego instalarse en Cuba, en el año 1976. Al año siguiente, Benedetti recalaría en Madrid, España. Fueron diez largos años los que vivió alejado de su patria y de su esposa, quien tuvo que permanecer en Uruguay cuidando a las madres de ambos.

En 1976 vuelve a Cuba, esta vez como exiliado, y se reincorpora al Consejo de Dirección de Casa de las Américas. El año 1980 se traslada a Palma de Mallorca. Dos años más tarde inicia su colaboración semanal en las páginas de «Opinión» del diario El País de España. El mismo año el Consejo de Estado de Cuba le concede la Orden Félix Varela. En 1983 traslada su residencia a Madrid.

Regreso a Uruguay

Vuelve a Uruguay en marzo de 1985, iniciando el autodenominado período de desexilio, motivo de muchas de sus obras. Es nombrado miembro del consejo editor del nuevo semanario Brecha, que va a dar continuidad al proyecto de Marcha, interrumpido en 1974.

En 1985 el cantautor Joan Manuel Serrat graba el disco El sur también existe sobre poemas de Benedetti, contando con su colaboración personal.

Últimos años

En mayo de 1997 fue investido con el título doctor honoris causa por la Universidad de Alicante y unos días más tarde, el 11 de junio, fue también investido por la Universidad de Valladolid. El 30 de septiembre del mismo año fue galardonado con el Premio León Felipe, en mención a los valores cívicos del escritor. Además fue investido en diciembre como doctor honoris causa en Ciencias Filológicas de la Universidad de La Habana.

El 19 de noviembre de 2002 fue nombrado ciudadano ilustre por la Intendencia de Montevideo.

Mario Benedetti repartía su tiempo entre sus residencias de Uruguay y España, atendiendo a sus múltiples obligaciones y compromisos. Después del fallecimiento de su esposa Luz López, el 13 de abril de 2006, víctima de la enfermedad de Alzheimer, Benedetti se trasladó definitivamente a su residencia en el barrio Centro de Montevideo, Uruguay. Con motivo de su traslado, Benedetti donó parte de su biblioteca personal en Madrid, al Centro de Estudios Iberoamericanos Mario Benedetti de la Universidad de Alicante.

El 18 de diciembre de 2007, en la sede del Paraninfo de la Universidad de la República, en Montevideo, Benedetti recibió de manos de Hugo Chávez la Condecoración Francisco de Miranda, la más alta distinción que otorga el gobierno de Venezuela por el aporte a la ciencia, la educación y al progreso de los pueblos.

En el 2007, Benedetti recibió el premio ALBA, otorgado por Venezuela.

Al agravarse su estado de salud permaneció en Montevideo.

En uno de sus últimos libros, titulado Canciones del que no canta, alude a su historia personal. «No fue una vida fácil, francamente», ha dicho Benedetti, quien con su pluma marcó a varias generaciones.

Muerte

El día 17 de mayo de 2009 poco después de las 18:00, Benedetti muere en su casa de Montevideo, a los ochenta y ocho años de edad. Su cortejo fúnebre fue encabezado por integrantes de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay y la Central de Trabajadores (PIT-CNT) entre otras personalidades y amigos del escritor, y cientos de ciudadanos que acompañaron al mismo, quedando de manifiesto su fuerte arraigo popular. Fue sepultado en el Panteón Nacional del Cementerio Central de Montevideo.

Legado

Pocos años después de su muerte, el reconocimiento de la obra de Benedetti retorna con fuerza. En España, Instituto Cervantes ha organizado un congreso internacional a celebrarse en Alicante en 2020. En Uruguay, la Fundación Mario Benedetti organiza una exposición de cuadros y dos charlas. Además, las redes sociales son un escenario en donde los versos de Benedetti se repiten de manera infaltable.

Obra

Su extensa obra abarcó los géneros narrativos, dramáticos y poéticos. Así mismo fue autor de ensayos y su voz recitando sus poemas fue grabada en varios casetes y cds en compañía de Daniel Viglietti o en solitario. Joan Manuel Serrat musicalizó varios de sus poemas en el disco El sur también existe. También la argentina Nacha Guevara cantó sus poemas en el disco Nacha Guevara canta a Benedetti.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba