NARIÑOOPINIÓN

Los peroles del alcalde

La mayoría de personas que votaron por el actual alcalde de Ipiales, repitieron en campana, hasta el cansancio, que Villota es un alcalde con experiencia, que Villota es un político que puede “cometer faltas” (aquí va otra palabra que no puedo escribir pero que todos saben cuál es) pero hace obras, que Villota sabe mandar, que los funcionarios corren cuando los anima enérgicamente con palabras enardecidas a trabajar.

Muchos de los actuales funcionarios de la administración municipal recuerdan que el alcalde Villota, en sus mejores momentos, hacia rondas por la ciudad, vigilando el orden, la seguridad y el aseo. Los mismos funcionarios comparan y dicen que esos días han pasado, que el alcalde ya no es el de antes, que se lo nota cansado, que a duras penas va a la oficina, que no atiende a la gente.

Al parecer, en la actualidad el alcalde solo transita por la perimetral, no mira ni le interesa lo que pasa en el centro caótico de la ciudad, el basurero en el que se ha convertido, tampoco se da cuenta de la inseguridad y menos de la pobreza en la que vive la gente.

Ha sido patético lo que hemos visto en estos días, el magno evento organizado por su despacho y la secretaria de educación, con la trasmisión en vivo por los medios, con bombos y platillos, de la entrega de peroles para los restaurantes escolares. En realidad el problema no es de peroles sino de la miseria que se echa a la olla, para el desayuno escolar, media naranja y media arepa.

Un evento de entrega de peroles siempre ha sido tarea de un funcionario de tercera, pero como no hay más que mostrar, el show lo hizo el alcalde. La entrega de peroles nunca aparece en los programas de gobierno, menos en los planes de desarrollo, porque son tramites de rutina sin mayor trascendencia.

No nos extrañaría que el próximo magno evento, sea la entrega de trapeadores y escobas, con todo el gabinete, con rueda de prensa y discursos de los secretarios, disertando sobre la importancia de las escobas en el desarrollo de los pueblos. Pero, lo más grosero de estos sainetes ha sido el manoseo a los estudiantes, sometiéndolos a la humillante tarea de aplaudir la politiquería. Pésima lección para las nuevas generaciones.

Que pasó con las promesas de campaña, con el plan de ordenamiento territorial, que pasó con el parque de los jóvenes, con el teatro municipal, con el matadero municipal, con la planta de tratamiento del agua potable, etc. etc…, vamos para tres años de hechos chichipatos.

HECHO DE LA SEMANA

La alcaldía de Ipiales decreta el pico y placa, pero gobierna de espaldas a la frontera, no piensa en los turistas del Ecuador, no ha entendido la ubicación internacional del municipio. Después de que el pico y palca ha generado numerosos problemas con los turistas, apenas se le ocurrió instalar una valla de información en el puente internacional, el alcalde no se ha enterado que Colombia tiene un cónsul en Tulcán, o que hay autoridades y medios de comunicación en Tulcán que pueden ayudar a informar al vecino país. Pero el alcalde primero ordena y meses después piensa en las consecuencias. Mientras tanto, perjudica el comercio, los turistas multados huyen hablando pestes del municipio y del país, se maltrata a los agentes de tránsito, desorden institucional.

POSDATA

Colombia vive una de sus momentos más dolorosos, con el asesinato cobarde de policías, hombres y mujeres del pueblo, y el dolor de numerosas familias que quedan en el desamparo por una violencia ciega. Esta es otra razón para apoyar la propuesta de Paz Total.

LUIS CABRERA

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba