COLOMBIAECONOMÍA

La nueva reforma tributaria

De la nueva reforma se conoce que incluye un componente de gasto relacionado con programas sociales: Ingreso Solidario para 2021 y 2022; la ampliación del programa de apoyo a la nómina, hasta diciembre de este año; matrícula cero para 700 mil estudiantes de pregrado de instituciones de educación superior; y un programa de subsidio del 25% de un salario mínimo para la contratación de jóvenes de 18 a 28 años y de 10% para la población con empleos de hasta 3 salarios mínimos. Todos tendrían un costo de 4,1 y 7,9 billones de pesos para 2021 y 2022, respectivamente, y de 0,7 billones a partir de 2023.

Para el recaudo, se espera que reversen varios de los cambios al estatuto tributario que hicieron con la Ley 2010 de 2019 (Ley de Crecimiento) y aumentar la tasa del impuesto de renta de las empresas a un 35%, mantener el descuento del ICA en el pago de impuesto de renta en un 50%, y no 100% como contemplaba la reforma anterior, y una extensión a la sobretasa al sistema financiero por 3 puntos porcentuales hasta 2025.

Hablan también de un ahorro en el gasto público de 1,9 billones de pesos a partir de 2023 con un programa de austeridad que limita el crecimiento de la nómina pública y recorta los viáticos, papelería y publicidad, entre otros. La reforma también incluye nuevas medidas contra la evasión por 2,7 billones de pesos anuales.

El recaudo neto de la reforma sería negativo para este y el próximo año por 3,8 y 7,5 billones, y de 15 billones de pesos a partir de 2023 – aunque a esta cifra habrá que restarle el aumento en gasto asociado al Sistema General de Participaciones (SGP), lo que podría reducir el recaudo neto en 2,4 billones a partir del 2023.

Buena parte de los ingresos esperados provienen de ganancias en la eficiencia de la DIAN y en su capacidad de luchar contra la evasión.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba