COLOMBIA

La Minga es por la vida y siguen matando

Muerte y amenazas a líderes indígenas y excombatientes de las Farc es la constante.

Es entendible, no aceptable que no se sepa quienes matan sistemáticamente a líderes indígenas y sociales, a personas que dejaron las armas y firmaron la paz, pero lo que no se puede seguir tolerando es que las fuerzas que manejan el país, su gobierno y su fuerza pública jueguen al papel del que toma nota y no respondan políticamente por la vida y seguridad de estas personas en el territorio nacional. El poder de un estado no está para contar cuantos matan sino para garantizar la vida de todos los ciudadanos.

Escuchar a un funcionario, a un mando del establecimiento es como oír a un hijo de vecina que narra que están matando, que no se sabe quién ni porqué y que se hace lo que se puede.

Con las Farc se pactó un acuerdo, y cualquiera supone que lo mínimo es que no maten a los que lo firman y lo cumplen. Pero desde el régimen insultan todos los días a los firmantes y todas las noches les asesinan un excombatiente.

El partido Farc anunció que se sumará a las movilizaciones de la minga y el paro nacional programado para el próximo 21 de octubre, luego del asesinato de Jesús Monroy (Albeiro Suárez), integrante de la dirección nacional y encargado del proceso de reincorporación en el departamento del Meta.

Según las Farc, 234 exguerrilleros han sido asesinados en el país, 146 de ellos bajo el Gobierno actual.

 La dirigencia indígena en la últimas horas denunció amenazas de los paramilitares en los Montes de María y la ONIC volvió a exigir al Estado garantías de protección y el respeto al derecho constitucional a la protesta.

Las organizaciones sociales están cada vez en mayor número respondiendo el llamado de los indígenas y asumiendo su obligación de condenar las acciones criminales de los enemigos de la paz y la democracia. La organización del magisterio colombiano, que prepara el paro nacional, se pronunció:

CS

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba