Uncategorized

El Túnel

El túnel de La Línea finalmente terminado, en una dirección, después de 11 años.

Finalmente, el túnel que más de una década estaban esperando los colombianos, terminó de ser construido luego de lo que Germán Pardo, presidente de la Sociedad de Ingenieros definió como “Una pasión de Cristo”, puesto que fue un proceso muy sufrido.
El 4 de septiembre de 2020 fue cuando la obra más importante en Colombia vio la luz después de que al menos un siglo atrás surgiera la ambición de conectar el centro del país con el océano Pacífico. Con esto se espera reducir en gran cantidad los accidentes que ocurrían a diario por tener que subir hasta el pico de la montaña y acorta el recorrido hacia el occidente del país.
La construcción de esta mega obra tardó lo mismo que demoraban las obras en el siglo XIX, según Pardo, eran 0,7 kilómetros por año. El túnel cuenta con 8,6 kilómetros de largo y se ubica a 2.400 metros sobre el nivel del mar. Luego de once años se consiguió abrir uno de los sentidos y se estima que para el 2021 se inaugure el segundo tramo, lo que le daría un doble sentido a la vía.
Este túnel llega para conectar un país que desde hace siglos lleva intentando poder articularse.
Según el instituto Nacional de Vías, se calculó que la parte del proyecto activa va a acelerar el tiempo de viaje aproximadamente en cincuenta minutos, al menos para los que viajan desde Armenia hasta la capital del país.
Este cruce de la Cordillera Central, a parte de otras sesenta obras complementarias entre túneles cortos, puentes e intercambiadores prometen quitar la incertidumbre de seis horas y media desde Armenia por el alto de la Línea,  hasta el municipio de Cajamarca en el Tolima.

 

El total de la obra fue de 2.9 billones de pesos y estuvo manchado de avances lentos, incumplimientos en el contrato y sobrecostos, lo cual ocasionó que en 2016 la obra se dejase de lado. Sin embargo, dos años después un nuevo contratista retomó el proyecto. «Se demoraron 15 años haciendo el 55% y este gobierno en dos años va a entregar el 44%», presumió el presidente Duque recientemente.
Según Juan Esteban Gil, el director del Instituto Nacional de Vías esta construcción abre una puerta inmensa en el país porque se desarrolla una cultura que no le teme a estos proyectos grandes, porque son éstos los que les van a permitir construir muchos túneles más.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba