OPINIÓN

El que escruta elige?…

Hoy en la democracia de Colombia asistimos a un régimen electoral afectado por la falta de trasparencia en la medida que el software, que es fundamental para garantizar la voluntad popular, es de propiedad de una firma privada Thomas Greg & Sons, que se ha “ganado” las licitaciones desde el 2009 y ahora se la vuelve a ganar por más de un billón de pesos.

De la misma manera ocurrió en el anterior debate presidencial, el de 2018, donde no fue posible que quien ocupó el segundo lugar, el Senador Gustavo Petro con más de 8 millones de votos, pudiera acceder al software, con el argumento de que es privado.  Así la trasparencia del sistema electoral se afecta, más si tenemos en cuenta que las prácticas clientelistas y politiqueras de la compra venta de votos.

Para nadie es un secreto que el sistema electoral ha sido capturado por actores como el narcotráfico, el paramilitarismo y la politiquería, la ÑEÑE política, el Memo Fantasma, y que los clanes regionales son los dueños de las registradurias, esto hace que las prácticas de corrupción afecten la voluntad del constituyente primario.

Avances de mecanismos de blindaje electoral que se aplican en países vecinos, como la identificación facial, la huella electrónica, la tinta indeleble, el voto obligatorio y el voto electrónico, entre otros, no se implementa en Colombia, porque estos avances tecnológicos  acabarían con las prácticas corruptas del régimen electoral.

Las autoridades electorales, como el cuestionado Consejo Nacional Electoral que de nueve miembros y tan sólo uno del sector alternativo, se pronuncia siempre a favor del bipartidismo o de los amigos del régimen; muestra de esto es que la Corté Constitucional le otorgó personería jurídica a los partidos Nuevo Liberalismo y Colombia Humana, después que este Consejo les hubiera negado este derecho.

La Registraduria, que es parte del régimen electoral, siempre ha sido cuestionada por su falta de trasparencia. Hoy se niega que los maestros sean jurados de votación y los mismos son seleccionados con exclusión, para garantizar que las propuestas del establecimiento sean las “ganadoras”.

Corresponde a los movimientos alternativos, frente a los eventos electorales del 2022 de congreso y presidenciales, reclamar sea garantizado acceder al software que contabiliza los votos, así como tener jurados de votación en cada puesto electoral, trasmitiendo los datos de los votos a un software alterno, porque solo así podremos garantizar que al constituyente primario le sea respetada su voluntad, que no dudamos, si hay unidad entre la Coalición de la Esperanza y el Pacto Histórico, Colombia tendrá por primera vez un gobierno alternativo para todos y todas.

Harold Ruiz Moreno

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba