COLOMBIAPARO NACIONAL

El gobierno acepta negociar con el Comité de Paro

Pero en alguna parte del cuerpo o del alma de la sociedad colombiana se multiplica, además de la capacidad de resistencia, el detonante de la indignación, que superando el miedo no soportó más el tapabocas y gritó, con todos los riesgos y las fuerzas que estos pueblos existen y quieren vivir dignamente.
Ahora, después de decenas de muertos y desaparecidos, centenares de heridos y detenidos, el gobierno empieza a entender, no su responsabilidad de trabajar por mejorar las condiciones de vida de las mayorías, sino que se puede venir abajo su andamiaje económico-político-represivo, y la agudización del conflicto social, pone en riesgo el reino de la mediocridad.
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba