COLUMNISTANARIÑO

Educación post pandemia

La pandemia del Covid-19 ha configurado un sin número de escenarios que se han replanteado para la toma de conciencia no sólo en el campo económico, político, religioso, entre otros, sino también en el sector educativo, donde se precisa un nuevo transitar y para ello es necesario gestionar y planificar, para evitar una vez más ser esclavos de las circunstancias.

En el campo educativo, el Instituto Internacional de Planificación Educativa de la UNESCO, emitió un documento interactivo de sistematización en donde se encuentran consolidadas las respuestas desde los sistemas educativos nacionales frente a la pandemia del Covid-19, vislumbrando una serie de iniciativas educativas que atañen tanto a la planificación como a los gobiernos de la crisis en América Latina. En el caso de Colombia, tanto la educación del sector privado como público, están en lista de recibir apoyos gubernamentales para mejoramiento en obras de adecuación, saneamiento, reparación de aulas, comedores y residencias escolares (UNESCO, 2020), no obstante, el reto de la educación post pandemia no se encuentra solamente en mitigar las enormes vulnerabilidades de una desigualdad imperante que se visibilizó aún más, sino también en su contenido, calidad y en dar respuesta a preguntas fundamentales como ¿qué papel toma la academia frente a una educación de calidad de los NNAJ? Y ¿qué está enseñando la academia?

El psicopedagogo italiano Francesco Tonucci, defiende la idea de “la casa como laboratorio de experimentación” y es que además de centrarnos en las pérdidas para los estudiantes durante el período de cuarentena, habrá que reflexionar sobre sus ganancias y con base en ello pensarse y replantearse la educación post pandemia; una educación que trascienda las paredes de la infraestructura y empiece a pensarse in situ. Necesitamos una educación contextualizada que le apueste también a las bio aulas, tal y como lo propone la pedagogía de la corridez (Albán, Gallardo y otros autores, 2017) restando importancia a una educación meramente temática y pensarla más, en clave de proyectos, permitiendo construir experiencias que ayuden a los educandos a pensar más allá de los límites de las disciplinas temáticas, dejando atrás la mecanización de las ideas y la educación bancaria como lo diría Paulo Freire. “Es necesario renunciar a las aulas y pensar una escuela de talleres y laboratorios”, Tonucci, 2020.

Por otra parte, la pandemia ha dejado en evidencia la necesidad latente de pensarse la academia como un espacio de socialización para el encuentro y el aprendizaje colectivo, una socialización horizontal de ida y vuelta como lo relaciona Mario Kaplún frente al verdadero proceso comunicativo.

Así mismo, el Consejo Superior de Educación de Costa Rica, declaró el 2020 como el año de la transformación educativa, lo cual es importante abordar en lógica de transformación no sólo en términos de acceso y cobertura, sino también en una educación para la vida y la convivencia (José Martí), es decir, una educación enfocada en la emancipación de las conciencias colectivas y los derechos humanos, que permita el desarrollo de las destrezas y habilidades de cada individuo y por ende, una educación que busque responder a las necesidades del contexto desde la intervención de las diferentes esferas de las sociedades.

El director de campus y educación secundaria de La Grande Boissière, Escuela Internacional de Ginebra, Conrad Hughes, en un artículo para el Foro Mundial Económico, planteó una disyuntiva que es importante mencionar en este escenario: “¿Volveremos al aprendizaje pasivo tradicional frente a un tablero o nos moveremos a un nuevo camino centrado en el bienestar de los estudiantes y en la reducción de las profundas desigualdades del aprendizaje global? ¿qué camino tomarán los educadores y las escuelas, los padres y los estudiantes, los gobiernos, la humanidad? (González, 2020).

Daniela Córdoba – Comunicadora Social

Esp. Gerencia de Proyectos

Mg(c) Pedagogía Social

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba