Uncategorized

Cuando los comparendos se vuelven rebusque

“Necesitamos trabajar, que dejen tanto abuso”.

“No soportamos más la picardía del Tránsito” gritaban ayer empezando la noche, decenas de personas que en Ipiales trabajan en vehículos particulares. Son más de 500 familias las que en este municipio viven de prestar el servicio de transporte, principalmente en las horas de la noche.

Los operativos de Tránsito de la alcaldía de Ipiales tienen cansados a los conductores de vehículos particulares y de servicio público no formal. Alrededor de 50 comparendos diarios entre semana y 25 vehículos inmovilizados es el reporte de esta dependencia de la alcaldía, y los fines de semana aumentan a 200 los comparendos y 80 vehículos inmovilizados.

Esta situación es insostenible, las personas afectadas alegan su necesidad trabajar para  conseguir recursos con que afrontar las difíciles condiciones que se vive en sus hogares, más en estas épocas donde se ha tenido que soportar sin ingresos. Los agentes de tránsito son obligados a largas jornadas de trabajo diario y cumliendo ordenes reciben el rechazo de los conductores.

Se considera que más que un plan de trabajo para mejorar el tránsito municipal, esto de hacer comparendos y no campañas de movilidad, es una forma conseguir dinero, y los perjudicados la llaman «una picardía que beneficia a los de la alcaldía pero hace mucho daño».

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba