COLOMBIA

Los rutinarios | Cobran en 100 días lo que no hicieron en 100 años

Se ha convertido en rutina pedir cuentas a los 100 días de ejercicio al frente del gobierno. Todos deberíamos entender que en algo más de tres meses, nadie puede mostrar resultados, sólo intenciones, pero nadie quiere perderse el resultado.

El interés de estas prematuras evaluaciones está puesto más en como desprestigiar que en analizar, no hay racionalidad que permita saber que se recibio y ni menos como se ha avanzado. Pero como todo lo que pase en este gobierno, la medición tiene una importancia de lejos mayor que en los anteriores gobiernos. Esta vez son los 100 primeros días de un gobierno que le toca multiplicar el tiempo, equivocándose lo menos posible, para ganarse a las mayorías que los manipuladores han sabido colocar a favor de los villanos.

Gustavo Petro Urrego es el primer presidente de izquierda en la historia de Colombia, país que hoy se debate entre quienes quieren que le vaya mal a este gobierno y así impedir que la sociedad colombiana avance en un camino de cambio, y los que quieren que salga abante este proceso que marcaría una ruptura con el pasado y el primer intento serio de un gobierno comprometido con los intereses de los sectores populares.

Entre los contrarios están los propietarios de grandes fortunas que ponen sus medios y estrategias a debilitar al gobierno para obligarlo a no cambiar nada. Los políticos, en su mayoría herederos de los culpables de haber llevado al país al lugar de los más inequitativos del mundo, que se dividen entre los que hacen francamente oposición y los que desde la coalición de gobierno tratan de ganar puestos y hacer perder las iniciativas progresistas. También algunas personalidades de la izquierda y centro que no soportan que sea Petro quien haya ganado el acompañamiento de las mayorías. Estos sectores están a la ofensiva, esperando y aprovechando cualquier error, rogando para que haya desastres que utilizar, frases para mal interpretar, acciones para justificar su discurso sectario, atrasado e indolente con una sociedad que han martirizado.

Entre los que comparten el ejercicio de un gobierno de cambio, están los que desde la izquierda, con más errores que aciertos, siempre han buscado la justicia social; los que desde la derecha comparten la necesidad de un gobierno que avance en la paz, y los de la derecha que quieren puestos.

La clave está en quién se gana las mayorías nacionales, que hasta ahora están esperando. Esperando que los anuncios en 100 días para superar males

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba